SEMILLA DE MOSTAZA

PARA REFLEXIONAR SOBRE LA FE Y ORAR

ORACIONES A MARÍA

A NUESTRA SEÑORA DE LA ENCARNACIÓN

Virgencita preñada,

Madre de la esperanza,

Señora del Misterio

de un Dios que se hace hombre

sin dejar de ser Dios.

El alma se me llena de dicha

y el corazón me salta de alegría

al pensar en el Hijo

que crece en tus entrañas

por obra del Espíritu Creador.

Virgencita preñada,

Madre de la esperanza,

Señora del Misterio insondable de Dios,

de rodillas te pido:

muéstrame a tu Jesús.

Quiero, Virgen y Madre

adorarlo contigo,

en el Misterio íntimo

de tu seno fecundo,

por gracia del Amor.

 
 

¡BENDITA ENTRE LAS MUJERES…!

 

Dulce Virgen María,

bendecida de Dios, su hija amada;

yo también te bendigo,

te bendigo y te alabo,

me alegro contigo y te proclamo con todos los que creen:

¡Bendita eres entre todas las mujeres!

¡Bendita eres María!

Bendita por tu amor grande y profundo,

capaz de darse a Dios enteramente,

para vivir su amor que es eterno

y permanece fiel en dichas y tristezas.

¡Bendita eres María!

Bendita por tu fe firme y confiada,

que te llevó a creer sin buscar pruebas,

porque sabías que Dios es la verdad y nunca engaña.

¡Bendita eres María!

Bendita por saber esperar contra toda esperanza,

en el misterio oculto de tu vientre fecundo

que llena tu corazón de paz

y te hace sentir la mujer más feliz de nuestra tierra.

¡Bendita eres María!

¡Bendita entre todas las mujeres del mundo y de la historia!

Ayer y hoy, mañana y siempre,

porque Dios vive en ti,

te conoce y te ama tiernamente.

¡Bendita eres María!

Bendita por tu bondad y por tu gracia,

bendita por tu corazón limpio,

bendita por tu mirada pura,

bendita por tu “SÍ” fuerte y sereno,

bendita por tu humildad y tu silencio.

¡Bendita eres María!

Bendecida de Dios.

¡Bendita entre todas las mujeres del mundo y de la historia!

Bendita ayer y hoy, mañana y siempre,

Bendita, bendecida, amada y alabada.

 

VIRGEN INMACULADA

Virgen Inmaculada,

bienaventurada María,

dulce Madre de Dios y Madre mía.

Hoy vengo a saludarte en unión con la Iglesia

que hace honor a tu nombre y te proclama

Señora de la gracia,

Virgen sin mancha,

limpia y pura.

Virgen Inmaculada,

bienaventurada María,

dulce Madre de Dios y Madre mía.

Mi corazón se alegra contemplándote, así, como tú eres,

humilde y bondadosa,

silenciosa y orante,

generosa y callada

llena de amor,

dispuesta a darte sin temor ni medida,

para que Dios se haga hombre en tus entrañas,

y el hombre alcance a Dios en su armonía.

Virgen Inmaculada,

bienaventurada María,

dulce Madre de Dios y Madre mía.

Mi corazón se alegra contemplándote, así, como tú eres,

llena de paz, sencilla y bella,

esperando paciente, con fe y dulzura,

el día en que ya puedas estrechar en tus brazos

al Niño que el ángel te anunció

y que ahora vive y crece dentro de ti,

por obra del Espíritu,

para bien de todos los hombres y todas las mujeres

que poblamos el mundo.

Virgen Inmaculada,

bienaventurada María,

dulce Madre de Dios y Madre mía.

Mi corazón se alegra contemplándote, así como tú eres,

radiante de amor y de ternura,

sobrecogida y plena,

con Jesús pequeñito, feliz entre tus brazos,

anunciando con su dulce presencia

que ya llegó al mundo el día de la dicha,

la Buena noticia que Dios nos regaló: la Salvación.

Virgen Inmaculada,

bienaventurada María,

dulce Madre de Dios y Madre mía.

Bendíceme y ayúdame a parecerme a ti,

a vivir como tú,

alejando de mi todo pecado, por pequeño que sea,

y abriendo el corazón para que Dios tenga en él su morada.

Virgen Inmaculada,

bienaventurada María,

dulce Madre de Dios y Madre mía.

Bendíceme y ayúdame a parecerme a ti,

a vivir como tú,

buscando la manera de amar sólo a Dios

y de servirlo en quienes me rodean.

SEÑORA Y MADRE MÍA

 
 
Santa María,
Madre de Jesús, mi Señor y Salvador,
Virgen de la humildad y de la gracia,
Virgen de la entrega a Dios y de la fidelidad absoluta y total.
Mi corazón se regocija en ti y canta
porque tú eres la elegida de Dios,
la Virgen Madre,
la pura, la Señora.
¡Bendita seas!
 
Cada vez que te miro, Señora y Madre mía,
siento que contigo nuestro mundo se ha llenado de luz y de dicha
de fe y de esperanza,
de amor y de paz,
y que a pesar de que el mal esta también presente, por todas partes,
el bien es mucho, muchísimo más fuerte y va a ganar la lucha,
porque tú estás aquí, en medio de nosotros
como ejemplo y modelo, guía y compañera en nuestro caminar.
 
Enséñame María a amar a Dios con todo el corazón
como lo amaste tú;
enséñame a amarlo con un amor sincero, cálido y profundo,
capaz de los mayores sacrificios y la más grande entrega.
 
Enséñame a abrirle mi corazón, de par en par,
como se lo abriste tú siempre,
para que él lo llene completamente
con su presencia viva y palpitante que impulsa y enriquece.
 
Enséñame María a creer y a esperar en su Palabra que da la vida,
y a entregarme sin miedo a su Voluntad, como tú te entregaste,
con la plena certeza de que sus designios traen siempre un bien,
aunque las apariencias digan otra cosa.
 
Enséñame María a hacerme pobre,
desprendida de los bienes del mundo y de mis propios caprichos e intereses,
para pensar sólo en los intereses, deseos y caminos de Dios
y poner todo mi empeño en buscarlos y hacerlos realidad.
 
Enséñame María a ser humilde
y a mantener mi humildad por encima de todo, ahora y siempre,
como la mantuviste tú,
aún habiendo sido escogida para ser la Madre Jesús, el Hijo de Dios viviente.
 
Enséñame a ser generosa siempre,
a servir con amor y dedicación a quienes me necesitan,
como serviste tú a tu prima Isabel
y a todas las personas que compartieron su vida contigo.
 
Enséñame María a ser sencilla, honesta,
sincera y justa,
para agradar a Dios
como lo agradaste tú a lo largo de toda tu vida.
 
Santa María, Madre de Jesús mi Señor y Salvador,
mi corazón se regocija en ti
porque tú eres la elegida de Dios.
¡Bendita seas!
 
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: