SEMILLA DE MOSTAZA

PARA REFLEXIONAR SOBRE LA FE Y ORAR

GOTICAS DE FE Y DE ESPERANZA

1. La verdad fundamental de nuestra fe cristiana, la que está en la base de todas las verdades, la verdad de la cual dependen todas las demás, es una sola. Nos la enseñó Jesús:

  • Dios es nuestro Padre, el Padre de todos los hombres y mujeres del mundo, de todos los tiempos y todos los lugares.

  • Nos ama a todos sin excepción, con el amor más grande que podamos imaginar.

  • Un amor que es amor de Padre y Madre a la vez; profundo, tierno y generoso, compasivo y misericordioso.

Porque Dios es Amor… El Amor… (cf. 1 Juan 4,8)

**********

2. En el Catecismo aprendimos que Dios es “Trinidad”, es decir, un sólo y único Dios, que es, vive y actúa, en tres personas que son distintas entre sí: Dios Padre, Dios Hijo, y Dios Espíritu Santo.

A esta verdad sobre Dios la denominamos “Misterio de la Santísima Trinidad”; un dogma, una verdad de fe, que nuestra razón humana, frágil y limitada, no logra comprender plenamente, pero que debemos creer con firmeza y alegría, porque Dios mismo fue quien nos la reveló, y Dios no se engaña ni nos engaña.

Jesús nunca usó el término “trinidad”, pero nos explicó de muchas maneras que Dios es nuestro Padre, se mostró él mismo como su Hijo Amado, y nos contó que el Espíritu Santo, su Espíritu, vive en nosotros, nos guia y acompaña cada día de nuestra vida, hasta el fin de los tiempos.

**********

3. Afirmamos que Dios es Misterio, pero no lo decimos simplemente porque sea alguo o alguien incomprensible para la razón humana, sino también y sobre todo, porque es inmenso en su Amor, en su Bondad, en su Belleza, en su Verdad, y en todos sus demás atributos o cualidades, que Él mismo nos muestra de mil formas distintas.

Dios se dice a sí mismo – se nos dice a nosotros-, para que nosotros lo conozcamos, de una manera especial, en la persona de Jesús, su Hijo.

Jesús es la Palabra de Dios encarnada. Jesús es Dios que se hace hombre como nosotros, sin dejar de ser Dios. Para amarnos, para servirnos, para enseñarnos a vivir, para salvarnos.

A %d blogueros les gusta esto: